News — 12 February 2014

Uno de los discos más desgarradores y auténticamente violentos de la historia del rock fue grabado en vivo y en directo hace ya 40 años, cuando Iggy and the Stooges, sin saberlo acometían su último testamento en cinta, mediante la realización del concierto que pasaría a la historia como “Metallic KO”.

Casi desde el inicio de su polémica carrera Iggy Pop, cantante de The Stooges, redefinía constantemente su papel de vocalista de rock: desde actor con ganas de complacer a afilado provocador, debatiendo con un público desprevenido que no lograba captar el libertinaje insensible y la pura agresión proto-punk de su banda.

Aún así, esta combustible interacción artista / audiencia alcanzaría máximos históricos en la noche del 9 de febrero de 1974, noche en que los Stooges dieron su último concierto en el Michigan Palace de Detroit ante una multitud particularmente hostil.

Según cuenta la historia, días antes, Iggy había denunciado en algunas emisoras de radio locales que una banda de motoristas había causado problemas en anteriores conciertos de Stooges, ofendiéndolos como sólo él sabía hacerlo, y probablemente dando poca importancia a la posibilidad de que de este modo pudieran volver.

Pero eso fue precisamente lo que hicieron, ese fatídico jueves, encabezando una multitud hostil contra Iggy, el guitarrista James Williamson y la sección rítmica a cargo de los hermanos Ron y Scott Asheton, lanzando hielo, monedas, botellas de cerveza… y casi cualquier cosa que cayera en sus manos.

Por su parte The Stooges presionaban con un set fuerte, flojo y desigual a la vez, de sus futuros clásicos: “Raw Power”, “Gime Danger”, “Head On” e incluso “Louie Louie”, con su habitual desprecio por la vida y la integridad física.

Pero de pronto, un Iggy típicamente imprudente y ebrio decidió saltar al escenario y enfrentarse a uno de los más ofensivos motoristas, enzarzándose en una pelea con él, y poniendo de esta manera fin al show. Iggy fue duramente golpeado y noqueado, terminando en la habitación del hotel vigilado por un médico, de ahí que el disco lleve el nombre de Metallic KO.

Así nació otra pieza importante de Iggy Pop. Mientras que los Stooges no volverían a tocar hasta el año 2003, se puede al menos decir que su subestimada carrera penal fue cerrada con una gran explosión, en lugar de con un gemido.

De esto, queridos amigos, es de lo que se hacen las leyendas del punk rock.

IGGY_POP_40ANOS_METALLIC_KO_01

Share

About Author

clickandrock

(0) Readers Comments

Comments are closed.

Close

Switch to our mobile site

UA-36573875-1