Interviews — 16 December 2012

Desde luego quién trata con Yoann entiende esa parte del Hellfest alejado de la furia de Ben e inmerso en la placida paciencia de alguien que pisa firme, despacio pero sin tropezar. Yoann se encontró con Ben y juntos formaron el binomio perfecto en cuanto a la organización de festivales se refiere. Este padre del Hellfest ahora ve orgulloso esa criatura metálica que crece cada año en una vorágine filosófica que cada vez atrae a más fans del rock de Europa, convirtiendo una pequeña localidad francesa en meca del rock más duro del planeta.

Como llegaste al mundo del Hellfest?

Retomé mis estudios en 2003 y aproveché para pedirle a Ben Berbaud que acababa de hacer la segunda edición de Furyfest trabajar con él. Esta edición había sido un éxito y pudo pagarme el salario de todo un año, necesitaba alguien que le ayudara y terminé siendo el brazo derecho de Ben, y su hombre de confianza, aunque hay que decir que hemos atravesado momentos buenos, y momentos malos como todo el mundo. El fracaso del Furyfest del 2005 casi nos hace perder la confianza, pero nos empujo a una nueva aventura con el Hellfest que después del 2006 con dos años iniciales muy difíciles y nuestro paso a la profesionalidad hizo tomar la experiencia necesaria y desde hace 9 años aquí seguimos trabajando conjuntamente.

Entonces, ¿se puede decir que Ben y tu sois los padres del Hellfest?

Si, de hecho somos los dos miembros del despacho de la asociación Hellfest Producciones y montamos el festival los dos juntos en 2006 gracias al dinero que cobrábamos como desempleados después del fracaso del Furyfest donde estábamos como empleados. La experiencia del Furyfest nos enseño que todo el mundo decía que no había espacio en Francia para un festival de este tipo pero nos pusimos manos a la obra para organizar la primera edición a pesar de no tener un día. Pero eso nos enseño a decir que nunca más le daríamos el control a nadie que no fuéramos nosotros, así que somos Ben y yo los únicos capitanes de abordo.

Crees que el binomio Ben/Yoann es como el Ying y el Yang… ¿Ben es la furia, la fuerza y tu la calma en la organización del Hellfest?

Bueno, es un poco eso, no diría que él es la cólera y yo la calma, más bien diría que Ben tiene una confianza en si mismo sin limite, cosa que yo no tengo, aunque ahora que las cosas funcionan evidentemente la tengo. Ben es capaz de escalar cualquier montaña y llegar a todos sus objetivos. Yo soy más el hombre a la sombra y me gusta serlo. Soy su brazo derecho y posiblemente el más humano del equipo. No quiero decir que Ben no lo sea, pero su ímpetu a veces le traiciona a la hora de comunicar según que. Yo soy más de los que escuchan, consideran y analizan que es lo mejor para el Hellfest. Para que me entiendas, paso mucho tiempo en cosas que quizás a él no le interesen tanto, pero que al final hacen que nos complementemos a la perfección. Pero el verdadero secreto, la fuerza de todo esto es que  ya éramos muy amigos antes de ser compañeros de trabajo. Como en todo equipo tomamos decisiones muy importantes y sabemos de la competencia de cada uno, pero hay que entender que existe ese espíritu de amistad y compañerismo que es nuestra verdadera fuerza.

Contrariamente a la mayor parte de festivales europeos creados por grandes empresas, le Hellfest es vuestro producto. El que este organizado por fans para fans, resume la formula mágica del éxito?

Si, lo has definido perfectamente, somos unos grandes apasionados de la música extrema y cada uno tenemos unas preferencias. Y si el festival hoy en día funciona tan bien es porque el publico se da cuenta que hacemos un gran esfuerzo para hacerlo lo mejor posible en todos los sentidos, haciendo carteles de cantidad y calidad. Contrariamente a algunos promotores de Francia no llamamos a nuestros fans como clientes, sino todo lo contrario… parece una cuestión de semántica, pero hay una gran diferencia entre recibir amigos a recibir clientes.

Clisson es un pequeño pueblo, como os atrevisteis a ir a un sitio como este a montar esta historia tan grande?

Ben es de la zona, y en 2006 era un buen momento para pedirles a la gente de Clisson hacer el festival. Ellos ya habían tenido un festival allí anteriormente y no habían renovado la concesión de la subvención y eso se les echaba por cara. Además había un grupo de gente muy activo con el tema, que aún hoy en día trabajan en el tema del Hellfest, así que decidimos proponerlo. Ben tenía amistad con el teniente alcalde del pueblo porque era su ex entrenador de futbol y fue capaz de convencerlo para que se hiciera un festival de rock, por supuesto, en ningún momento dijimos que era un festival de Metal porque no nos lo hubieran aceptado.

La gente estaba muy expectante pero tanto la gente del pueblo como los fans fueron atendidos de manera exquisita y evidentemente el festival fue muy bien aceptado. Tanto que hoy en día en Clisson todo el mundo está muy feliz y orgulloso de tener un festival así en su pueblo.

Recibís fans de todo el mundo, también españoles a pesar de lo complicado y caro que es ir directamente a Nantes. ¿Cómo son los fans españoles que van al Hellfest?

En realidad son como la mayoría, pero ante todo se sienten felices de venir y de escuchar y ver la música que les proponemos. Tuvimos en el ultimo año más de 1300 españoles lo cual nos sorprendió gratamente mucho. Son la segunda población extranjera después de los propios franceses. Pero lo que más nos emociona es la capacidad que tenéis de organizaros para venir en autobús y otras alternativas.

Hablando de bandas españolas, es cierto que tocan grupos muy minoritarios o poco conocidos a excepción de Hamlet el año pasado. Eso significa que el rock español no es demasiado interesante para el Hellfest?

Bueno, en 2013 volverán a tocar Haemorrhage de Madrid, y Orthodox, un grupo que a mi personalmente me encanta. Tocó también en 2010 Nahemah en el Metal Corner. Es cierto que no han venido grupos grandes españoles que no son demasiado grandes fuera de España, pero lo mismo pasa con los grupos franceses. Evidentemente en el Hellfest no se van a ver muchos grupos españoles o franceses porque el público eso no lo demanda, sus gustos son más americanos, ingleses, escandinavos o alemanes, aunque eso no significa que a veces hayan sorpresas muy agradables con grupos que no esperas. Pero en definitiva la gente quiere grupos de países con una estética y tradición más ligada al metal.

Hace tiempo alguien me comentó la posibilidad de hacer del Hellfest algo itinerante con cabida en otros países, algo como marcas como Sonisphere… ¿Qué hay de cierto en ello?

Alrededor de algo como Hellfest, la gente dice muchas cosas, pero la mayoría no están bien informados. Nosotros no hacemos caso a los rumores, y si que te puedo asegurar que hasta la fecha no tenemos pensado exportar Hellfest fuera de Francia.

¿Cual es en estos momentos el objetivo que tenéis un festival de esta envergadura para el futuro?

Sencillamente que esto continúe, amamos este festival, y queremos que esto siga como hasta ahora, satisfaciendo tanto a los fans como a todo el que viene al Hellfest a disfrutar de él.

Entrevista Yoann Hellfest

Share

About Author

clickandrock

(0) Readers Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Close

Switch to our mobile site

UA-36573875-1